+34 91 599 12 34      pozuelo@getfitgymclub.es

  •         
30Ago
2017

Síndrome Postvacacional

El llamado síndrome postvacacional, también conocido como estrés o depresión postvacacional, es un concepto que se refiere a la ansiedad o presión emocional que debemos afrontar al readaptarnos a las tareas laborales después de un período vacacional. No se puede considerar como una enfermedad sino como un proceso adaptativo a la vida laboral después de las vacaciones que, para algunas personas, puede resultar difícil.
Se caracteriza por la falta de energía o motivación, cansancio, falta de concentración para realizar las tareas pudiendo causar dolor de cabeza, malestar o incluso ansiedad.
Las personas más propensas son aquellas que tienen una menor resistencia ante la frustración. Los trabajadores que disfrutan de vacaciones más largas y los que trabajan en entornos desagradable, los que no se ilusionan por su trabajo y los que tienen una mala relación con su jefe.

Existen distintas medidas que ayudan a prevenir y combatir este síndrome, para así hacer la vuelta al trabajo más agradable

Empezar de manera gradual con la intensidad del trabajo, de menos a más intensidad, siempre intentando comenzar por las tareas más gratas. para hacer más llevadera la vuelta al trabajo es mejor hacerlo de forma paulatina, poco a poco, ya que así el cambio será más agradable.
Aprovechar los tiempos de descansos o de la comida para volver a alguna actividad agradable, para las relaciones sociales o familiares. Es beneficioso permitirse un tiempo para compartir las experiencias vacacionales con los compañeros y compañeras y así crear un buen ambiente de inicio laboral
Dormir adecuadamente, alrededor de las ocho horas y Mantener horarios regulares tanto durante el día como en las horas de acostarse y levantarse.
No “llevarse trabajo a casa”.
Practicar ejercicio físico, si es posible a diario. Aunque no sea algo directamente relacionado con el trabajo, hacer deporte y llevar una buena alimentación influye. Por eso, es algo que tampoco se debe descuidar los primeros días de regreso.
Mantener una actitud realista y proactiva. Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencilla. Esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva.
Practicar la relajación en intervalos regulares, eliminar pensamientos erróneos o ideas irracionales que puedan darnos ansiedad.
Programar el regreso a casa de manera anticipada y relajada. No volver de las vacaciones justo el día anterior a la vuelta al trabajo, sino que es recomendable volver un par de días antes. Esto ayuda al trabajador a aclimatarse de forma más paulatina a su vida laboral.

Please follow and like us:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial